Análisis del Teletrabajo y espacios coworking en las empresas

Mientras que en Estados Unidos más del 50% de los trabajadores pueden hacer uso del teletrabajo de manera habitual en España solo el 13% tiene acceso al trabajo en remoto

crearempresas.com

España apuesta por la sostenibilidad y la búsqueda de equilibrio entre la luz natural y artificial como las próximas tendencias en el diseño de las oficinas

El estudio revela una tendencia general hacia el aumento de los lugares de coworking. España se sitúa con 1.483 espacios compartidos por encima de países de Europa Occidental como Italia o Alemania y solo por detrás de Francia

La aparición del teletrabajo ha constituido uno de los mayores cambios a nivel laboral que ha dejado la pandemia. De esta manera, el trabajo en remoto, ya empleado por algunas empresas antes de la llegada de la COVID, ha pasado a ser una medida de flexibilidad recurrente para un gran porcentaje de las empresas a nivel global.

PlanRadar ha analizado en su informe “The Offices of The Future” cuál ha sido la evolución del teletrabajo en aquellos países que han publicado datos oficiales sobre el porcentaje de la población que trabaja habitualmente de forma remota y, aunque se observa una tendencia general de aumento del trabajo en remoto, España es el único país que prevé una reducción del trabajo en remoto en el futuro.

“The Offices of the Future” es el segundo de la serie de informes elaborados por PlanRadar que analiza el comportamiento de las tendencias del teletrabajo y de los espacios de coworking a través de la evaluación de las perspectivas en 12 países: Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Austria, Francia, España, Italia, Eslovaquia, Chequia, Hungría, Polonia y Emiratos Árabes Unidos.

El aumento del teletrabajo afecta a las próximas tendencias en el diseño de las oficinas

La incorporación del teletrabajo a raíz del impacto de la pandemia ha acelerado la transformación de las tendencias que se seguirán durante los próximos años en el diseño de las oficinas por parte del sector de la construcción. Así, en España los expertos plantean que la sostenibilidad es la gran tendencia de los nuevos espacios de oficinas. No podemos olvidar que el sector inmobiliario consume grandes cantidades de energía contaminante y existe una presión cada vez mayor sobre este asunto por parte de empleados, clientes y empresas.

Para el 50% de los países encuestados la sostenibilidad en el diseño de las oficinas será una de las mayores tendencias para los próximos años y muestra la relevancia que tiene para nuestro país la preocupación por el medio ambiente.

España también dará prioridad en los próximos años a otra tendencia en el diseño de las nuevas oficinas: la búsqueda de espacios que guarden un equilibrio entre la iluminación natural y artificial de los espacios. La exposición a la luz natural tiene todo tipo de beneficios para los empleados, desde la mejora de la productividad, la reducción del estrés o la mejora del sueño. Para el 50% de los países, entre los que destacan países mediterráneos como España, Francia o Italia, el uso de la luz natural será más habitual en los próximos años.

 España, entre los países con menor porcentaje de teletrabajo de forma habitual

A pesar de que todavía no se disponen de datos oficiales en todos los países sobre el porcentaje de la población que trabaja habitualmente de forma remota, PlanRadar ha analizado la información suministrada en 6 países en relación con el impacto del teletrabajo: Estados Unidos, Reino Unido, España, Alemania, Francia, Hungría y Polonia.

Estados Unidos se sitúa en primera posición como el en el que más trabajadores han accedido de forma habitual al trabajo en remoto. De hecho, el 58% afirma tener la posibilidad de trabajar desde casa al menos un día a la semana y el 50,4% integra de forma habitual esta posibilidad.

En la parte baja, sin embargo, se encuentra España, en el que tan solo el 13% de los trabajadores tienen acceso de forma habitual al teletrabajo. De esta manera, nuestro país se encuentra por detrás de Polonia (21%), Francia (22%), Alemania (25%), Reino Unido (38%) y Estados Unidos (50%), y solo supera por 5 puntos a Hungría (8%).

El hecho más sorprendente del informe para nuestro país viene dado por ser el único país de los 12 analizados que prevé disminuir su nivel de teletrabajo en los próximos años.

Entre las razones que podrían explicar el fenómeno del aumento, disminución o estancamiento del teletrabajo se encuentra en primer lugar la estructura de las economías de los países, debido a que la mayoría de los trabajos que pueden realizarse de forma remota pertenecen al sector de los servicios. Por tanto, en los países que tienen una mayor proporción de personas que trabajan en sectores como la agricultura, la manufactura o el comercio minorista, habrá menos trabajadores remotos.

En segundo lugar, la geografía es un elemento destacado a la hora del impulso del teletrabajo, ya que, en los países de gran extensión geográfica, desplazarse al trabajo requiere más tiempo. Es el caso de Estados Unidos, cuya gran extensión ha ayudado a popularizar el teletrabajo hasta englobar a más del 50% de los trabajadores del país.

Por último, otro elemento a considerar es la penetración de la tecnología. Si bien todos los países de nuestro estudio tienen un alto desarrollo económico y la mayoría posee un alto nivel de acceso a Internet de banda ancha, algunas regiones o países pueden presentar diferencias en el acceso y la calidad de la tecnología.

Aumentan los espacios de coworking en España pero se focalizan en las grandes ciudades

La aparición de los espacios de coworking y su creciente popularización en la última década están afectando y modificando el sector de las oficinas. Sin embargo, aunque todos los países del estudio han introducido espacios de coworking de una u otra forma, su ubicación, popularidad y naturaleza varían drásticamente.

Reino Unido destaca por encima del resto de países en la utilización de espacios compartidos. El país contó en 2021 con 6.075 espacios de coworking que suponen más de 9 millones de metros cuadrados, cifra que se prevé que aumente hasta los 15 millones de metros cuadrados en 2023. De esta manera, el país británico se sitúa al nivel de Estados Unidos, que cuenta con 6.200 espacios de este tipo, si bien cuenta con una población cinco veces mayor.

En España, así como en casi todos los países de Europa occidental los espacios compartidos están ganando popularidad. En 2021 nuestro país tuvo en funcionamiento 1.483 lugares de coworking, por encima de países como Alemania (1.200) y únicamente por detrás de Francia (2.787). Eso sí, en España estos espacios no se distribuyen de forma homogénea por todo el país, sino que son Barcelona y Madrid las ciudades que cuentan con el mayor porcentaje de espacios de coworking. Cabe destacar que Italia es el único caso de Europa occidental que se opone a la tendencia de aumento de estos lugares de trabajo y en 2021 solo contaba con 779 espacios.

En Europa del este, el número de espacios de coworking es considerablemente menor y en varios países no existen ni tan siquiera datos sobre el número de espacios existentes de este tipo. A pesar de esta situación el análisis realizado por PlanRadar constata que el crecimiento de este tipo de espacios es rápido en algunos países de esta región, como lo atestigua el ejemplo de Polonia, donde los espacios de coworking están creciendo a gran velocidad, y el total se ha multiplicado casi por seis en tan solo seis años. En el polo opuesto se encuentra Hungría que experimentó un descenso de este tipo de oficinas en 2020.

Por último, el número de espacios compartidos en Emiratos Árabes es testimonial y solo poseen 1,74 espacios de coworking por cada 100.000 habitantes (en una población de 10 millones de personas aproximadamente).

Los beneficios que aportan los coworkings y que explican por qué continúan creciendo

Algunos de los elementos que explican por qué la popularidad de los espacios compartidos continúa en aumento se deben a los problemas que solucionan para muchas empresas y autónomos. Es el caso de la reducción de los costes para las pequeñas empresas, ya que las oficinas conllevan muchos costes adicionales, desde las conexiones a Internet hasta los servicios de gestión de las instalaciones. Los espacios de coworking suelen incluir estos elementos en sus paquetes, lo que los convierte en una opción rentable para las empresas más pequeñas.

Por otra parte, los espacios de coworking pueden ser un recurso útil para los trabajadores que necesitan una sala de reuniones profesional o un espacio temporal para concentrarse fuera de su casa. Asimismo, la colaboración es otro elemento importante que explica el aumento de este tipo de oficinas, debido a que personas de diferentes empresas y sectores se mezclan en las mismas zonas comunes.

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *