Se permitirá crear empresas con 1 euro de capital

El Ministerio de Economía está preparando  la posibilidad de que se pueda constituir una sociedad en solo 10 días, de forma enteramente digital y con tan solo un euro

Desde el País Economía publican el detalle de la información anterior. Se indica que entre los asuntos que pone sobre la mesa el Ministerio es avanzar en  una nueva ley de creación y crecimiento de empresas.

 

La reforma concursal se considera esencial en un contexto en el que muchas empresas han tenido que endeudarse para aguantar la  situación de pandemia. La idea consiste, por tanto,  en facilitar los acuerdos de reestructuración, flexibilizar las exoneraciones de pasivos no satisfechos y agilizar el concurso de acreedores para que no se queden ahí recursos atrapados durante años. En definitiva, el espíritu de dar una segunda oportunidad en la línea del chapter 11 de la normativa de quiebras de Estados Unidos. Y todo ello se abordará en la trasposición de una directiva europea que ya ha preparado la Comisión General de Codificación. El texto de los expertos tiene 178 páginas y está en manos del Ministerio de Justicia. Pero Economía y otros departamentos harán sus contribuciones. Y ahí surge el debate sobre si la Administración aceptará quitas en las deudas que tengan las empresas con la Agencia Tributaria o la Seguridad Social. Aunque la directiva abre la puerta, esta discusión siempre se zanja con una negativa, ya que Hacienda y la Seguridad Social lo consideran un roto adicional en sus cuentas. Solo la Agencia Tributaria tiene 5.000 millones pendientes de procesos concursales. Según fuentes consultadas, la discusión se centra ahora en si se elimina o no el carácter privilegiado de estas deudas.

 

Los expertos siempre apuntan que un sistema basado en el derecho romano es muy garantista y complica las reestructuraciones. Además, hace falta desatascar los Juzgados de lo Mercantil y cambiar la cultura para adelantar la aplicación de medidas de alivio.

Esta consulta se realiza como paso previo a la elaboración de una ley para favorecer la creación de empresas y el crecimiento empresarial en un país dominado por pymes. La abundancia de pequeñas empresas hace que sea menor la inversión, la productividad y la resistencia ante las crisis, subraya el Ministerio. Entre otras cosas, Economía pretende que se pueda constituir una empresa en solo diez días, de forma totalmente telemática y con solo un euro. Hasta ahora se exige como norma general 3.000 euros de capital para crear una sociedad de responsabilidad limitada. En 2013 se abrió la puerta a poner en marcha una con menos de 3.000 euros mediante la llamada sociedad limitada de formación sucesiva. Pero este régimen no ha tenido éxito: de las 93.000 que se han creado desde entonces, solo 126 han adoptado esta fórmula, según datos del Registro Mercantil. El departamento que dirige Calviño lo atribuye a que se exigen demasiados requisitos. Y lo modificará en la Ley de Sociedades. El registro online de la empresa se traspondrá con la directiva de digitalización.

 El documento aboga por establecer procedimientos que permitan la creación de empresas de forma enteramente digital en un plazo máximo de 10 días, sin necesidad de comparecencia física del constituyente cuando sea un ciudadano de la Unión Europea, algo que ya recoge la directiva europea de digitalización y que hay que transponer a la legislación nacional.

También apuesta por una mayor reducción de cargas administrativas para las empresas, con una mayor sustitución de autorizaciones o sistemas de control “ex ante” de la actividad económica por declaraciones responsables.

Servicios profesionales

Por otra parte, el ministerio recupera la intención de eliminar barreras de entrada a actividades económicas. El ministro Luis de Guindos ya preparó una ley de servicios profesionales que tuvo que aparcar por las presiones de estos colectivos. Ahora se retoma sin saber el calado que tendrá.

Otro problema que quiere tratar Economía es la morosidad. El ministerio detecta que se incumplen a menudo los plazos de pago y las penalizaciones establecidas por ley. Y habitualmente ocurre a favor de las grandes compañías y en detrimento de las pequeñas para no deteriorar las relaciones comerciales.

Límites al crecimiento empresarial

También se pregunta a las empresas qué barreras regulatorias encuentran al crecimiento. Un estudio de Miguel Almunia, profesor de economía en la CUNEF, y David Lopéz-Rodríguez, del Banco de España, concluye que existe una alta concentración de empresas en la horquilla entre 45 y 50 trabajadores, y que a partir de ahí el número de sociedades desciende abruptamente. Es decir: hay desincentivos a que las empresas crezcan más allá de los 50 trabajadores.

Por eso, la consulta de Economía busca identificar esos obstáculos. En la actualidad es obligatorio que haya un comité de empresa en cuanto se alcanza los 50 trabajadores. Para poder presentar unas cuentas abreviadas, el límite otra vez se sitúa en los 50 empleados, un activo de 4 millones o una cifra de negocio de 8 millones. Y la auditoría es obligatoria si la empresa cuenta con 50 o más asalariados, activos por valor de 2,85 millones o una cifra de negocio de más de 5,7 millones. Además, a partir de los seis millones de euros se pasa a estar controlado por la unidad regional de gestión de grandes empresas en vez de por la Administración territorial de la Agencia Tributaria, lo que supone un engorro y se cree que eleva las probabilidades de que haya una inspección de Hacienda.

TE PUEDE INTERESAR:

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *